martes, 13 de junio de 2017

Nebulizadores

Acondicione su terraza o jardín con un nebulizador y disfrute de una temperatura agradable a pesar de las altas temperaturas. Este sistema pulveriza gotas de agua que al entrar en contacto con el aire absorben el calor, refrescando el ambiente. Son capaces de reducir la temperatura hasta 10°C.
Las claves

Son un sistema que apenas gasta energía y agua. Un nebulizador con 6 toberas de 0,3 mm consume aproximadamente 3 litros de agua por hora.

Fáciles de instalar. Los kits incluyen todo lo necesario para su montaje.

Utiliza agua potable para garantizar la salubridad del sistema.
Tipos de nebulizadores
Existen dos tipos de nebulizadores que se diferencia básicamente en el tamaño de las gotas:
-De baja presión: indicados para jardines, terrazas e invernaderos domésticos. Funcionan con una presión mínima de 3,5 bares y pulverizan unas pequeñas gotas (de unas 300-400 micras de diámetro).
-De alta presión: indicados para uso profesional: negocios de hostelería, instalaciones públicas... Necesitan una bomba de agua ya que trabajan con una presión a partir de 70 bares. Esta presión permite atomizar el agua y transformarla en gotas más pequeñas y finas (inferiores a 50 micras) que no llegan a mojar.

Ventajas de los nebulizadores de baja presión
• Climatizan su terraza o jardín. Reducen la temperatura ambiente hasta 10°C.
• Son un sistema que apenas gasta energía y agua. Un nebulizador con 6 toberas de 0,3 mm consume aproximadamente 3 litros de agua por hora.
• Es muy fácil de instalar.
• Purifican el ambiente. Eliminan los olores y contribuyen a precipitar el polvo, el polen y otras partículas en suspensión del aire.
• Respetuosos con el medio ambiente. No emiten gases contaminantes ni tóxicos.
• Programable. Algunos incluyen un temporizador que le permite seleccionar la frecuencia del pulverizado.

Cómo instalar un equipo de nebulización de baja presión
Los kits de nebulizado de baja presión incluyen todo lo necesario para su instalación: tubería flexible, boquillas giratorias, conectores de grifo, pinza corta tuberías, codos. Algunos kits incluyen también el programador.
1. En primer lugar presente las tuberías en el emplazamiento y marque los lugares donde lo va a colocar para calcular los metros lineales del circuito. La altura recomendada es de 3 metros, además es aconsejable que para sujetarlo se sirva de las estructuras con las que ya cuente: el perímetro de una pérgola o marquesina, la estructura metálica del invernadero, etc.
2. Monte el circuito. Para ello debe cortar la tubería y encajar a presión las toberas a una distancia de 50-60 cm entre ellas.
3. Coloque la tubería en el lugar deseado. Fíjela mediante abrazaderas, grapas o bridas.
4. Conecte la tubería a la red doméstica: un grifo, una llave de paso o una tubería que funcione como alargador. Coloque teflón en la rosca. Para aumentar la durabilidad de la instalación coloque un filtro que retenga la cal y las partículas.
5. Si su sistema cuenta con temporizador, conéctelo directamente a la toma de agua y después a la tubería. A continuación programe la frecuencia y duración del pulverizado.
Consejos de uso y mantenimiento
Utilice agua potable para garantizar la salubridad. Si quiere utilizar agua de un pozo o aljibe debe pasar por un tratamiento depurativo previo.
Si lo que quiere es refrescar el ambiente, no mantenga el nebulizador encendido de forma continua. A mayor humedad del ambiente, menor rendimiento del nebulizador.
Al terminar el periodo estival conviene retirar las boquillas y cerrar los orificios con tapones. Si va a dejar instalado el circuito vacíelo completamente para que no lo estropeen las heladas. 

Vía: Leroy Merlin